La vida a través del objetivo.

Disfrutar de la fotografía es disfrutar de la vida. Nunca un propósito fotográfico es monótono, por más que hayas disparado miles de fotos. Intento tener la mente abierta para seguir aprendiendo y mejorando mis habilidades fotográficas. Solo trabajando duro se llega a alguna parte, aunque nunca conseguiré hacer la foto de mi vida. Siempre habrá un punto de vista distinto, unas luces distintas, otras metas....sin parar de fotografiar.