Marruecos

Un país de contrastes. Viajé desde Marrakech y su increíble plaza de Jamma el Fna y Zoco por la ruta de las kashbas, atravesando el Atlas, hasta llegar al desierto del Sáhara en Erg chebbi y una visita a las cataratas de Ouzoud a ver Macacos.

Un país que estoy seguro de volver a visitar. Buena gente, buena comida y una gran experiencia fotográfica!!!!