Extraños vínculos

08.01.2018

Y no me refiero a internet. Estoy hablando de los vínculos que tú, como fotógrafo de naturaleza, creas con los animales que fotografías. Hoy he vuelto a la roca que estoy trabajando estos días. Al irme el colirrojo ha tardado 5 minutos en posarse en el sitio. Y he recordado una historia de hace unos años. Había puesto un comedero en medio del robledal. Una tarde de invierno estaba nevando y no podía subir con el coche. Así que subí a pie 5 kilómetros con la comida para no dejar al pico picapinos sin comida una semana. Cuando llegué, allí estaba, esperando. Le dejé la comida y me fui. Me había dado muy buenas sesiones fotográficas y no podía dejarle sin comida en pleno invierno.

Hoy reflexionaba sobre esos extraños vínculos que creamos, casi paterno-filiales, con los animales que fotografiamos. Nos preocupamos cuando no aparecen y nos alegramos de ver que todo va bien. En unos pocos días se empieza a forjar ese vínculo. Espero que el que establezca esta vez con el colirrojo sea tan fuerte como el que tuve con el pico.